Saneamiento Litoral

Garantizando el saneamiento para todos limitando el vertido de las aguas residuales

La agenda para el desarrollo de las Naciones Unidas establece entre sus objetivos “garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos”.

Los criterios de diseño de los sistemas de saneamiento urbanos han sufrido un importante cambio propiciado por la creciente preocupación social por la protección del medio ambiente.

La vigencia de este objetivo, se justifica por el hecho de que más de 2400 millones de personas carecen en la actualidad de acceso a sistemas de saneamiento, y que el 80% de las aguas residuales vertidas en el mundo al mar y a los ríos, lo hacen sin el adecuado nivel de tratamiento.
Ello condiciona que las fuentes de agua potable y los ecosistemas acuáticos estén sometidos a una contaminación creciente.
Tradicionalmente, los saneamientos debían cumplir una función de drenaje y evacuación de aguas residuales generadas por la escorrentía y por la actividad humana, hacia zonas alejadas de las ciudades.

Progresivamente esta concepción se ha ido modificando y, en la actualidad, las actuaciones de saneamiento se deben enmarcar dentro de un sistema superior, el del ciclo hidrológico del agua, en el que tanta importancia tienen aspectos tales como el funcionamiento hidráulico de los colectores, como el hecho de que el medio natural, al que se vierten los efluentes del sistema, no sufra contaminación.
IHCantabria ha desarrollado una metodología de diseño de saneamiento, basada en la utilización de modelos matemáticos para el análisis de la evolución espacio-temporal de las aguas negras y pluviales en los sistemas de saneamiento y en los medios receptores, y en el desarrollo de criterios de calidad para evaluar el impacto de los vertidos sobre el medio natural. Dicha metodología se aplicó primero en España donde, de acuerdo con las exigencias ambientales de la Comunidad Europea, se diseñaron numerosos sistemas de saneamiento y vertido (entre otros, Gijón, Avilés, San Sebastián, Santander, Bilbao, A Coruña, Vigo), alguno de los cuales llevan más de 20 años en funcionamiento, cumpliendo con los objetivos de protección ambiental para los que fueron concebidos.
Dicha experiencia se ha exportado, posteriormente, a otras zonas del mundo, como Costa Rica, Azerbaiyán, Croacia o Uruguay.
En la actualidad, la experiencia de IHCantabria en este campo, se aplica a estudios de riesgos naturales y desarrollo urbano, como los financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en ciudades como Tegucigalpa (Honduras) o Cumaná (Venezuela), donde los problemas ambientales y sanitarios asociados a la falta de saneamiento, constituyen un factor limitante para su desarrollo.

Entidades
participantes

Share This