Capital Natural al servicio de la sociedad

El término capital natural hace referencia a las reservas de activos naturales presentes en el planeta. De dichas reservas, el hombre obtiene un amplio conjunto de servicios, generalmente llamados servicios ecosistémicos que hacen posible la vida, tal y como la conocemos. El concepto de capital natural está fuertemente vinculado con estudios económicos que analizan la viabilidad de cumplir los objetivos de sostenibilidad.

“Integrando los valores de los ecosistemas en la planificación para promover su conservación”

Los ecosistemas costeros tales como los arrecifes de coral, manglares, campos de posidonia y otros presentes en las costas del mundo, juegan un papel esencial gracias a los servicios de protección de la costa que ofrecen, reduciendo los riesgos de inundación y erosión. Además, estos ecosistemas ofrecen otros servicios tales como el turismo o la pesca que hacen que su buen estado de conservación sea esencial para el hombre. Tres son los mecanismos fundamentales mediante los que los ecosistemas costeros prestan su servicio de protección: la atenuación del oleaje, la de las mareas meteorológicas y el mantenimiento del nivel de la línea de costa. La presencia de los corales produce fundamentalmente la rotura del oleaje funcionando como un dique artificial sumergido, mientras que las raíces, tallos y hojas de los manglares, la posidonia o las algas actúan como elementos generadores de fricción que reducen la acción de las dinámicas marinas. Al reducir la dinámica también retienen el sedimento facilitando el mantenimiento de los niveles del terreno.

IHCantabria investiga la relación existente entre el estado del ecosistema y su capacidad de prestar estos servicios. Esto permite introducir estos procesos en los modelos de inundación y erosión y facilitar el cálculo del capital natural en cualquier localización del mundo. Aunque es imposible reducir por completo los riesgos en la costa, IHCantabria trabaja para que el papel que juegan los ecosistemas costeros se incorpore en los marcos de gestión del riesgo. Esta línea, contribuye a que en la defensa de la costa se favorezca las soluciones verdes o naturales frente a las artificiales, lo que redunda sobre las políticas de conservación y el buen estado de los ecosistemas costeros.

En colaboración con The Nature Conservancy (TNC) y el Banco Mundial (WB) IHCantabria está desarrollando herramientas, guías y casos de buenas prácticas que están conduciendo a que algunos países estén incorporando el capital natural en su contabilidad nacional. Así, se ha analizado el servicio de protección de los arrecifes de coral en todo el mundo o la protección ofrecida por los campos de manglares para el Gobierno de Filipinas. Este trabajo que enlaza la investigación básica con la acción política, es únicamente posible mediante una aproximación multidisciplinar en la que física, ingeniería, ecología y economía trabajan conjuntamente para conseguir un impacto que permita alcanzar los objetivos de sostenibilidad.

Entidades
participantes

Share This