NOTICIAS

IHCantabria participa en un nuevo informe que confirma la rentabilidad de un sistema de seguros destinado a la conservación de los ecosistemas marinos

by | 5 Nov, 2020 | Marine Climate and Climate Change, General News | 0 comments

El trabajo se enmarca en la línea de colaboración establecida con The Nature Conservancy, la Universidad de California-Santa Cruz y AXA XL en el desarrollo de productos innovadores en el sector de los seguros para ayudar, de forma rentable, a proteger y restaurar los bosques de manglares, fomentando así su papel como sistema natural de protección de la costa.

Tal y como recuerda Saúl Torres, las restauraciones de manglares pueden contribuir a incrementar la resiliencia y la protección frente a las inundaciones costeras, y muy especialmente frente a eventos extremos como los huracanes, muy presentes en la zona del Caribe analizada.

Tal y como recuerda Saúl Torres, las restauraciones de manglares pueden contribuir a incrementar la resiliencia y la protección frente a las inundaciones costeras, y muy especialmente frente a eventos extremos como los huracanes, muy presentes en la zona del Caribe analizada. De hecho, a nivel mundial, los manglares protegen a 15 millones de personas de las inundaciones y también reducen los daños causados en 65.000 millones de dólares cada año según un artículo del mismo Torres y Losada este mismo año en Scientific Reports. Los primeros 100 metros de los bosques de manglar pueden ser particularmente críticos, ya que pueden reducir la altura de las olas hasta en un 66%.

“Estos beneficios compensarían, con creces, el coste de la restauración de los manglares”, señala el investigador. En este sentido, explica “hemos observado que en la zona del Caribe la rentabilidad de las inversiones en este tipo de medidas de protección de los ecosistemas de manglares presenta ratios beneficio-coste muy elevadas. Por ejemplo, hemos identificado más de 3.000 kilómetros de costa en los cuales 1 euro invertido puede reportar beneficios de hasta 14 euros”.

El estudio añade que, si bien Estados Unidos y Bahamas tienen los mercados de seguros más desarrollados y fiables y, por tanto, serían países idóneos para la implantación de este tipo de seguros, los beneficios que se pueden obtener de la protección de los manglares son también importantes en la República Dominicana y Jamaica debido a su alta densidad de población.

En el informe se sugiere que una póliza de seguros paramétrica basada en la velocidad del viento es lo más factible para implantar este tipo de seguros y podría combinarse con una póliza de indemnización tradicional para cubrir las medidas de restauración a corto y largo plazo. La fuente o fuentes de financiación y los beneficiarios del programa, ya sean organismos públicos o privados, influirán de manera significativa en la forma final con la que se estructure un plan de seguros para los manglares.

Este trabajo está en línea con el anteriormente realizado por IHCantabria con The Nature Conservancy y Swiss Re para desarrollar y lanzar la primera póliza de seguros para arrecifes de coral en Quintana Roo (México).

Tanto Losada como Torres llevan trabajando varios años con estas entidades, tratando de diseñar nuevas herramientas financieras que contribuyan a proteger los ecosistemas costeros como infraestructuras verdes vitales para la protección de la costa, especialmente en países cada vez más vulnerables a la inundación y erosión costera por efecto del cambio climático.

Descárgate el informe completo AQUÍ